coldplay01

15 años de ‘Parachutes’, el debut de Coldplay

Con versos susurrados y el característico falsete de Chris Martin, Coldplay, para bien o para mal, cambió la cara del Brit Pop para siempre.

Por: Eliana Rodríguez

“Es nuestro séptimo disco, y la forma en la que lo estamos viendo es como si se tratara del último libro de Harry Potter… o algo así”. Con estas palabras Chris Martin anunció en una críptica entrevista a BBC Radio 1, a finales del año pasado, que el próximo disco de Coldplay, ‘A Head Full of Dreams’, podría ser el último de la banda.

Sea o no el caso (días después aclaró que no se trataba del final del grupo, sino del final de un ciclo), la noticia llega justo cuando se marcan varios hitos en la historia de la banda; entre esos el aniversario 15 de ‘Parachutes’, aquel disco que, para bien o para mal, le cambió la cara al Brit Pop a comienzos de siglo.

En cierto modo, Parachutes llegó en el momento perfecto. El disco se lanzó casi al mismo tiempo que ‘Kid A’ de Radiohead y su sonido íntimo fue visto, tanto por el público como por los críticos, como “más digerible” que el de Tom Yorke y compañía.

De igual manera, Coldplay le debe mucho a la banda escocesa Travis y a su ‘The Man Who’, un disco introspectivo que se había lanzado un año antes y que de alguna manera preparó el terreno para el exitoso debut de Coldplay.

La combinación del piano de Martin y la guitarra de Jonny Buckland logró que la banda se abriera paso en la radio con canciones como ‘Yellow’ (que nació de un intento por imitar a Neil Young) y la minimalista ‘Trouble’. El otro sencillo del álbum ‘Don’t Panic’, se convirtió en una especie de joya oculta hasta un año después, cuando formó parte del soundtrack de ‘Garden State’, película escrita, dirigida y protagonizada por Zach Braff (Scrubs).

Mientras que muchos se encogieron de hombros con el debut de Coldplay gracias a su sonido agradable pero poco innovador, el álbum pasó a convertirse en un éxito comercial: encabezó las listas en el Reino Unido, sus sencillos se mantuvieron en alta rotación en Estados Unidos y en 2002 recibió el Grammy como Mejor Álbum Alternativo.

En mi opinión, poco imparcial (quienes me conocen saben que amo a Coldplay), ‘Parachutes’ es uno de los mejores debuts musicales que he escuchado.

Desde la primera canción se puede sentir el estilo introspectivo y minimalista de la banda británica (aunque hay que aceptar que en los últimos años se han alejado de éste para darle paso a un sonido más Pop con tintes electrónicos) y es tal vez esa simplicidad la que probablemente hará que en otros 15 años se convierta en una de las piezas clásicas del Rock Británico. 

337 views

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *