30 Seconds to Mars: Descubriendo la vida en Marte

Conformada, actualmente, por Jared Leto, su hermano Shannon Leto y Tomo Milicevic, 30 Seconds To Mars debuta en 2002 en la escena musical, impartiendo sonidos modernos gracias a un rock progresivo con deseos por la experimentación y la búsqueda de interioridad, a través de metafóricas letras.

A pesar que Jared es mundialmente conocido como actor de Hollywood, él no usa su nombre para promocionar la banda. Por el contrario. Es la misma agrupación que se ha forjado un reconocimiento propio.

Precisamente, su nombre proviene de una tesis realizada por un ex profesor de Harvard, donde una de las subsecciones (titulada ‘Treinta segundos a Marte’) se refería al crecimiento de la tecnología y su relación con la actual acelerada sociedad, concluyendo que se vive literalmente a treinta segundos de Marte…teoría que describe la música de la banda, según ellos.

La historia de 30 Seconds to Mars inició en 1998 en Los Ángeles, California, como un pequeño proyecto familiar, de Jared (voz y guitarra) y Shannon (batería) que, con el transcurso del tiempo, atrajo al guitarrista Kevin Drake (cuya permanencia sería bastante corta, y reemplazado por Solon Bixler) y al bajista Matt Watcher.

Con la alineación completa, grabaron su primer álbum en 2002 bajo la producción de Bob Ezrin y Brian Virtue. El disco homónimo sorprendió a la crítica al presentar sonidos llenos de adrenalina que balanceaban guitarras fuertes con hímnicas líneas vocales y sintetizadores orgánicos, con cierta tendencia a lo electrónico.

Para la realización de la placa, la agrupación escogió la ciudad de Wyoming, y más exactamente, un almacén abandonado de 15 mil acres ya que deseaban una locación donde pudieran aumentar su sonido. De este intenso trabajo, se desprendieron alrededor de 50 canciones, de las cuales 10 conforman el álbum, incluyendo los sencillos ‘Capricorn (A Brand New Name)’ y ‘Edge of the Earth’.

A pesar que el disco estableció a la banda como una fresca y nueva fuerza polifacética, que prosperó sobre la exploración creativa, tan sólo vendió cerca de 100 mil copias.

Después de varios guitarristas (Drake y Bixler abandonaron el grupo debido a temas relacionados con el tour), los hermanos Leto y Wachter, audicionaron al croata-americano Tomo Milicevic, fan de 30 Seconds To Mars, para enlistarlo en la banda en 2003.

El segundo álbum de la agrupación, ‘A Beautiful Lie’, salió a la venta el 30 de agosto de 2005. Para este esfuerzo, la banda viajó (en el transcurso de 3 años) a cuatro continentes, incluyendo 5 países diferentes, para perfeccionar su sonido y contó con la producción de Josh Abraham (Orgy, Velvet Revolver, Linkin Park).

Aunque este trabajo conserva elementos conceptuales e ideas temáticas, se refleja una importante transformación en el grupo ya que sus letras son más directas, honestas y personales; mientras que su música, toma un enfoque más juvenil y post-hardcore apoyado en intensas voces gritando y menos efectos de sintetizador.

Los sencillos que se desprendieron del álbum son parte del resultado. ‘Attack’, es una dinámica expresión de renacimiento y renovación; ‘The Kill’ un tema más reflexivo, con guitarras complejas y estribillo hímnico; mientras que ‘Was it a Dream?’, trae a la memoria a The Cure gracias a su melodía y surrealismo.

A pesar del éxito que 30 Seconds To Mars vivía, luego de una gira y recibir múltiples galardones, en marzo de 2007 su bajista Matt Wachter anunció que abandonaba la alineación. No obstante, fue reemplazado por Tim Kelleher, quien acompaña a la agrupación solamente en sus conciertos.

Siguiendo el lanzamiento de ‘From Yesterday’ como single, la banda publicó a través de MySpace un link para votar por el siguiente sencillo de ‘A Beautiful Lie’. Precisamente, el tema que le da nombre a la placa, fue la canción seleccionada.

Poco antes de iniciar las sesiones de su tercer disco, Mars había planeado abandonar su compañía discográfica Virgin/EMI por un nuevo sello. Sin embargo, en agosto de 2008, ésta los demandó por 30 millones de dólares, reclamando que la agrupación se negó a grabar tres discos como lo exigía su contrato.

La banda alegó, en base en una ley, que no podían ser obligados a firmar un contrato por más de 7 años, y ellos lo hicieron por una década. La demanda fue anulada y apesar de esto, el grupo decidió continuar su contrato con la discográfica para lanzar su siguiente disco.


Aunque las fechas de lanzamiento cambiaron en muchas ocasiones, ‘This Is War’ salió al mercado el 8 de diciembre de 2009.

Para su realización, la banda no sólo contó con la ayuda de Flood y Steve Lillywhite, como productores, también con la de sus fanáticos. The Summit fue un “experimento”, que se realizó en el club Avalon en Los Ángeles, donde cerca de mil seguidores hicieron parte de la grabación del disco … una interesante manera de fortalecer la relación de 30 Seconds to Mars y sus fans, a quienes los consideran familia.


‘This is War’ presenta un estilo más conceptual, experimental y progresivo, aproximándose a su álbum homónimo, e implica temáticas como la Fe, el optimismo y lo espiritual. ‘Kings and Queens’, su primer sencillo, es un ejemplo de ello, así como sus sucesores, ‘This is War’, ‘Closer to the Edge’ y ‘Hurricane’.

Desde febrero de 2010, 30 Seconds To Mars ha recorrido el mundo promocionando esta nueva producción. ‘Closer to the Edge Tour’, es su más reciente gira que los trae por segunda ocasión a Latinoamérica, pero por primera vez a Colombia, donde tocarán en el Palacio de los Deportes el próximo 6 de abril.

A pesar que la banda continuará su tour por el resto del año, 30 Seconds To Mars ha empezado a recopilar ideas para lo que será su cuarta producción discográfica.

                                    

297 views

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *