Kinky: retomando su propio sonido electrónico

Conversamos con Ulises Lozano, Omar Góngora y Cesar Pliego, integrantes de la agrupación mexicana, en el marco de la primera edición de Almax Colombia.

Por: Tata Rodríguez

A lo largo de sus 16 años, Kinky ha creado un propio estilo musical el cual mezcla géneros como Rock, Electrónica y ritmos latinos y norteños. La banda, originaria de Monterrey, México, estuvo en Bogotá hace unas semanas como parte del cartel de Almax Colombia, festival que reunió a grandes exponentes de la Cultura Pop. 

Antes de su presentación, tuvimos la oportunidad de charlar con sus integrantes sobre su nuevo trabajo discográfico, la experiencia de hacer música para cine, su álbum ‘Reina’ y los sonidos de su natal Monterrey.

Ustedes ahora están trabajando en un nuevo material discográfico, del cual se conoce un primer adelanto…

Sí, hace como dos meses, lanzamos el primer sencillo de nuestro nuevo disco. Se llama ‘Desaparecer’. Ya la estamos tocando en vivo. Estamos contentos con el nuevo material que sale a principios del 2017 y ya estaremos presentando canciones nuevas.

El último álbum de Kinky fue el MTV Unplugged, un trabajo totalmente acústico. ¿Cuál será la dirección para este nuevo material? ¿Retoman lo electrónico o van a aventurarse a buscar un nuevo sonido?

Justo, haciéndolo más electrónico. Teníamos ganas de regresar a ese sonido muy electrónico, característico de los anteriores discos de Kinky. Veníamos de un MTV Unplugged, que era un acústico y un disco muy diferente a lo que habíamos hecho antes, aunque también muy divertido y una experiencia muy chida; pero ahora tenemos muchas ganas de regresar a ese sonido muy electrónico, fusionando esos géneros que siempre hemos estado trabajando. Un disco como más Kinky, otra vez.

Hace poco presentaron la canción principal para la película ‘Macho’. ¿Cómo ha sido la experiencia de hacer música para cine? Sabemos que ésta no es la primera vez que incursionan en este mundo…

Hemos tenido la oportunidad de trabajar con muchos directores de cine y con supervisores de música a lo largo de los casi 17 años de carrera que tenemos. Ya habíamos trabajado con Antonio Serrano, al comienzo de nuestra carrera, en una película que se llama ‘La Hija del Canibal’ (2003) y también tuvimos la oportunidad de hacer el tema de la cinta. Ahora, seis años después, Antonio nos volvió a invitar para hacer una canción (‘Macho’) para su nueva película.

Estamos contentos de poder estar siempre incursionando y estar inmersos en el mundo del cine y de las series de televisión y los videojuegos. Nos encanta que nuestra música la utilicen para cosas de ese estilo.

En esta ocasión, ustedes nos visitan en el marco de Almax Colombia que no sólo es un festival de música, también tiene otros espacios como el cine. ¿Cómo ven esta clase de espacios culturales?

Es muy importante. El entorno en el que se genera un festival de este tipo y de esta magnitud es una buena oportunidad, no solo para presentar música sino en este caso de Almax, cine. Todo lo que tenga que ver con la cultura y apoyar todas esas áreas y ramas del arte que de cierta manera van unidas, es bueno. Estamos unidos con el arte gracias a eslabones que siempre están de cierta manera trabajando juntos; entonces, la oportunidad de tener un festival tan variado como éste, y al mismo tiempo, abierto como al cine, es única.

En el Vive Latino, por ejemplo, también hay espacios para esto: hay muestras de cortometraje, muestras de películas…es parte de lo que ahora en los Festivales se está viendo; es como una apertura a hacerlo un algo muy integral en cuestión de tener muchos momentos de arte que puedes apreciar en un festival así.

En septiembre, se cumplieron 10 años del lanzamiento de ‘Reina’, considerado por muchos como uno de sus mejores discos. Desde entonces, ¿cómo han visto la evolución musical de la banda?

Definitivamente, la banda se ha ido moviendo. En los años, en las épocas, en los momentos … creo que el cambio es bueno en todo momento. Te da la oportunidad de irte para otra cosa. El disco pasado, el Unplugged, ha sido un disco diferente en cuanto a todo y fue un momento muy importante. Ahora, estamos retomando un poco lo electrónico que era más o menos la idea de ‘Reina’. Y bueno, en sí, las bases de Kinky, cuando empezó la banda se trataba de eso: era experimentar, era electrónico pero con unos toques latinos, unos toques orgánicos que es lo que nos diferencia de la música electrónica de un DJ.

A mediados de los 90, Monterrey empezó a convertirse en semillero de bandas de Rock. Ahora, ¿cómo ven el movimiento musical en Monterrey?

Hace poco tuve la oportunidad de ir a Monterrey y he retomado como las calles y viendo el movimiento y todo, me sorprende. Nosotros fuimos como una camada de grupos: Plastilina Mosh, El Gran Silencio, control Machete, Jumbo, nosotros, un montón de bandas y hubo como un hueco después de tantas cosas, y ahorita están como retomando. Hay mucho movimiento de Metal, lo cual me deja sorprendido, porque el Metal siempre ha estado en todos lados y siempre ha perdurado; no es una moda, es algo para siempre. Se me hace que Monterrey está pasando un buen momento de bandas nuevas, proyectos nuevos y una nueva oleada de música. 

15 views

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *