La vuelta al año en (casi) 20 discos – Parte II

Un recuento de los sonidos que nos hicieron rockear, durante los 12 meses del año.

Por: Ivonne García + Tata Rodríguez + María Carolina Dávila

En el día de ayer, destacamos lo que más nos llamó la atención, durante el primer semestre del año, en materia de Rock y Alternativo. Hoy, continuamos la tarea con los restantes seis meses de 2014.

Curiosamente, esta parte del especial está carga de diversidad, en todo el sentido de la palabra: desde Metal y Hard Rock hasta Indie y Alternativo.

A continuación, los discos que, según nuestros oídos y gustos, se destacaron en el segundo semestre del año.
 

 

Julio
‘World Peace is None of Your Business’ – Morrissey

Cinco años después del inolvidable ‘Years of Refusal’, Morrissey regresa con su irreverencia y grandilocuencia. La melancolía sigue ahí pero el sonido es mucho más refinado y casi que hace un guiño al Indie Rock de los 00’s. ‘World Peace is None of your Business’ trae de vuelta al clásico Morrissey, aquel que describe y critica al mundo en una sola frase, una que se queda en la mente y a pesar de ser tan fuerte y contundente, suena hermosa y casi que romántica. – Ivonne García

Imperdibles: Istanbul, Smiler with a Knife, Forgive Someone

 

 

‘Hypnotic Eyes’ – Tom Petty & The Heartbreakers


Sin caer en la nostalgia por los buenos viejos tiempos, y más inspirado que nunca, Tom Petty reconquista la estética que tienen sus primeros álbumes con los Hearbreakers. Con miras hacia ese clásico Rock and Roll americano, ‘Hypnotic Eyes’ nos presenta 11 canciones donde el Blues, el Swing, la calidad lírica de Petty y el excelente trabajo del guitarrista Mike Campbell reconquistan la proporción y familiaridad de la agrupación, así como su estatus de la  “American band” que siempre han sido. – Tata Rodríguez

Imperdibles: American Dream Plan B, Fault Lines, Power Drunk, Burn Out Town

 

 
 
Mención honorífica: ‘Strange Desire’ – Bleachers


Bleachers, parte del proyecto de Jack Antonoff, guitarrista de la agrupación Fun!, esuna apuesta a un sonido tan Pop como el de Fun! pero con letras mucho más pensadas y mucho más maduras. El sencillo ‘I Wanna Get Better’ fue una de las canciones más sonadas durante el verano de 2014 y canciones como ‘Rollercoaster’ demuestran que el Indie Rock todavía puede sobrevivir con toques de Pop sin venderse totalmente al estilo Taylor Swift. Props y mención de honor a Bleachers por un intento honesto de encontrar lo mejor de dos mundos. – Ivonne García

Imperdibles: Rollercoaster, Shadows

 

Agosto
‘Pale Communion’ – Opeth


En agosto de este año, la banda sueca liderada por Mikael Akerfeldt (quien fue a la vez el productor del álbum), lanzó su reciente ‘Pale Communion’ luego del aclamado y a la vez controvertido ‘Heritage’ (2011). ‘Pale Communion’ es el disco número 11 en la trayectoria del grupo que sigue la línea musical explorativa de los últimos años. El sonido y las cadencias progresivas son el común denominador de este trabajo discográfico que a su vez presenta un par de temas épicos y extensos. Buena experimentación. – María Carolina Dávila

Imperdibles: Moon above, sun below, Voice of Treason, Cups of Eternity

 

 
 
‘Royal Blood’ – Royal Blood


Para que un álbum sorprenda, no necesariamente tiene que ser innovador o debe romper esquemas, a veces sólo basta con seguir una sencilla fórmula. Más allá de un “back to the basics”, el álbum debut/homónimo de este dúo británico, conformado por Mike Kerr y Ben Thatcher, es un “Rock 101”. Con tan sólo bajo y batería, Royal Blood nos deleita con un sonido que reúne Garage Rock, Blues y hasta visajes del Grunge. Diez canciones, que se grabaron en una sola toma, sin overdubs, sin samples. Tracks ligeros, claros y divertidos que le dan un nuevo aire al Rock británico. – Tata Rodríguez

Imperdibles: Out of the Black, Figure It Out, Little Monster, Careless

 

 
 
‘They Want my Soul’ – Spoon


Este era uno de los regresos más esperados de 2014 y vaya que supieron pagar el tiempo de espera con un álbum que más que una oda a la nostalgia de sonidos de finales de los 80, es la confirmación de que la creatividad y experimentación siguen siendo uno de los puntos fuertes de Spoon. Tal vez uno de los mejores trabajos de la banda hasta la fecha, ‘They Want my Soul’ lanza un mensaje claro a la industria: pueden querer tu alma, pero nunca la obtendrán, los sonidos que se obtienen madurando los trabajos anteriores son algo que no se pueden robar. – Ivonne García

Imperdibles: Rent I pay, Do You
 

 

 

Septiembre
‘El Pintor’ – Interpol


Atrás quedaron los días en los que Carlos Dengler era una sombra que parecía no abandonar Interpol (no me malinterpreten, soy fan de Dengler) e Interpol al fin tuvo la oportunidad de demostrar que una three-man band puede funcionar tan bien como cualquier otro grupo, siempre y cuando el concepto y la fidelidad al sonido propio no caigan en fórmulas arcaicas. ‘El Pintor’, contrario al álbum anterior, no es un disco de transición: es la confirmación de la esencia de los neoyorquinos. Un sonido más animado y vivo. – Ivonne García

Imperdibles: Everything Is Wrong, My Desire, Tidal Wave
 

 

 

Octubre
‘5: The Gray Chapter’ – Slipknot


Slipknot ya es una banda institución del Nu-Metal y como tal no decepciona con esta quinta producción discográfica, un claro tributo a su bajista Paul Gray, quien murió de sobredosis en 2010. Un álbum que tomó tiempo producir y escribir; un proceso que fue doloroso y está vívidamente plasmado en cada canción pero que prueba que Slipknot todavía tiene material para seguir en el circuito, a pesar de las circunstancias. Un disco que es para todos: los vivos, y sobre todo, los que están en el más allá. – Ivonne García

Este disco puede calificarse como un regreso triunfal ante las dificultades que enfrentó Slipknot en los últimos años luego de la muerte del bajista Paul Gray y el retiro del baterista Joey Jordison. Fuerte, descarnado, agresivo y catártico, ‘5: The Gray Chapter’ se convierte en un homenaje a Gray; es la despedida y la vuelta de página en un álbum emocional y trasgresor que empieza con un intro fúnebre para lo que será el resto del disco. – María Carolina Dávila

Imperdibles: XIX, The Negative One, Skeptic, The Devil in I
 

‘Everything Will Be Alright in the End’ – Weezer


Hay que ser honestos al decir que los discos posteriores a ‘Maladroit’ (2002), no han sido los mejores de Weezer, aunque uno que otro sencillo llamara la atención. Rivers Cuomo aprendió de estos “errores” y con el propósito de recuperar el verdadero espíritu de la agrupación, nace ‘Everything Will Be Alright in the End’, un álbum que indaga en las raíces de la banda gracias a canciones pegajosas, melodías simples y letras adorables y cursis, sin llegar a ser ridículas. Como ellos mismos insinuan en ‘Back To The Shack’, el primer sencillo del disco: Weezer quiere regresa a lo suyo, con la intención de rockear como si fuera 1994. – Tata Rodríguez

Imperdibles: Eulogy for a Rock Band, Lonely Girl, The British Are Coming

 

 

Noviembre
‘Sonic Highways’ – Foo Fighters


Un experimento interesante ha propuesto la banda de Dave Grohl grabando ocho temas en diferentes estudios de ciudades emblemáticas de Estados Unidos, que ha resultado en un excelente trabajo. Un recuento de historias y experiencias que se cuentan no sólo en las canciones del álbum, también en la serie de televisión (de ocho capítulos) producida entre la banda y el canal HBO. ‘Sonic Highways’, como sus predecesores, presenta varios temas a convertirse en nuevos favoritos entre los fanáticos. – María Carolina Dávila

Tomando el riesgo de alejarse de su inconfundible identidad, Foo Fighters nos lleva por un ambicioso ejercicio educativo musical, el cual visita los sonidos del Rock and Roll americano que existen entre costa y costa. Durante los 42 minutos del disco, entendemos porque estos ochos escenarios han sido, y son, elementos claves en el crecimiento sonoro de la agrupación. – Tata Rodríguez

Imperdibles: Congregation, In The Clear, I Am A River
 

Mención honorífica: ‘The Endless River’ – Pink Floyd


El retorno de los padres del Rock Progresivo es de reseñarse. Casi 50 años de carrera y Pink Floyd (o lo que queda de la banda) puede darse el lujo de lanzar un álbum de la extensión que desee, pero siempre se sabrá que son ellos. Muchos dicen que ‘The Endless River’ peca de ser muy conservador, pero para los fans de la banda es un tributo final a Richard Wright y una despedida al sonido que intentaron imponer con ‘The Division Bell’ (1994). El rock progresivo no es para todos, pero Pink Floyd siempre ha sabido tocar a más personas de las que debería con un sonido que viene del futuro. – Ivonne García

Imperdibles: Allons-y, Skins, Louder than Words

 

Diciembre
‘Rock or Bust’- AC/DC


A pesar de todo el drama y los problemas que surgieron previamente al lanzamiento de este trabajo discográfico, AC/DC no deja de complacer y satisfacer a sus fieles fanáticos. ‘Rock and Burst’, el primer álbum sin Malcolm Young y el más corto que han grabado, continúa presentándonos ese sonido tradicional, pulido e hipnótico de la banda, sin decepcionarnos un solo segundo; incluyendo aquellos momentos donde baja su ritmo. Un disco que prueba que estos australianos, cuatro décadas después, continúan siendo inmunes. – Tata Rodríguez

Imperdibles: Rock The Blues Away, Miss Adventure, Got Some Rock and Roll Thunder

 

 

 

 
305 views

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *