‘Lo que de Verdad Importa’: cine filantrópico

Conversamos con Paco Arango, director de esta película, totalmente benéfica, que se estrena en Colombia el 28 de septiembre.

Arango ideó la forma de unir dos de sus pasiones: el cine y el voluntariado a favor de los niños con cáncer, a quienes ha acompañado desde 2001. Al estar tan cercano a las necesidades de los más pequeños y comprender que los momentos de diversión hacen parte esencial de su recuperación, este mexicano entendió cómo unir su amor cinematográfico en pro de ellos: haciendo películas benéficas.

Luego de dirigir en 2011 ‘Maktub’, regresa con ‘Lo que de Verdad Importa’, cinta protagonizada por Oliver Jackson-Cohen, Camilla Luddington, Jorge García y Jonathan Pryce, que narra la historia de Alec, un joven que descubre que tiene el don de curar a la gente y que, al conocer a una adolescente con cáncer, Abigail, le hará reconsiderar el sentido de su vida.

La recaudación de la película es 100% benéfica. En el caso de Colombia, estos beneficios económicos se destinarán a tres fundaciones que apoyan a los niños en la lucha contra el cáncer: Fundación Sanar, Pies Descalzos y Ellen Riegner de Casas. Tuvimos la oportunidad de charlar con Paco Arango sobre esta iniciativa, algunos personajes de la película y el gran Paul Newman.

¿Cuál fue la inspiración para la historia de ‘Lo que de Verdad Importa’? ¿Cómo surgió la película?

Siempre he querido tener el don de curar. Así como hay gente que quiere volar; yo quiero curar. Entonces me pregunté: “¿qué pasa si creo una historia donde un hombre recibe ese don, pero no lo quiere?, y ¿si tiene un encuentro con una niña muy enferma, que le hace ver que se está equivocando?”. Es un poco fábula, un poco cuento; una historia con un toque divertido y que te llega al corazón. Así surge la cinta.

Los actores Oliver Jackson-Cohen y Kaitlyn Bernard; Alec y Abigail en la cinta.

¿Por qué la película está dedicada a Paul Newman?

Poca gente sabe que Paul Newman -es muy gracioso, porque a la gente joven le tienes que explicar quién es Paul Newman- era EL actor. Pero más allá de tener y disfrutar de su éxito, él se preguntó que podía hacer con su fama y creó Newman’s Own, una línea dedicada a la fabricación de productos alimenticios (salsas, galletas, crispetas, pizzas, vinagretas, etcétera), 100% benéfica que, al día de hoy, ha generado 550 millones de dólares, destinados a financiar obras de caridad para niños, así como y la creación de campamentos por diferentes lugares del mundo.

Yo lo conocí y formé parte de su red de campamentos, SeriousFun Children’s Network. Desde 2005, tengo una fundación, Fundación Aladina, que presta apoyo integral a niños enfermos de cáncer y a sus familias, y sé el bien que hace estos espacios. La película en inglés se llama ‘The Healer’, que significa ‘El Curandero’, y lo que digo al final es que existen los curanderos…no tanto de la salud, pero sí del alma [como Paul].

¿Por qué hacer una película 100% benéfica?

Es mi regalo a los niños. En 2001, empecé un voluntariado que cambió mi vida para siempre. Era algo temporal con niños que sufrían cáncer y, desde entonces, no he salido de un hospital. Voy todos los días. Y ahora, con mi Fundación, ayudo a más de 15 mil pequeños.

Me llamaban loco, pero me dije a mi mismo: “¿qué pasa si puedo hacer una película que recorra el mundo donando dinero cada vez que se proyecta?”. Hasta el momento, llevamos seis países y en todos, la cinta ha sido un exitazo. Ahora viene Colombia y espero ocurra lo mismo.

¿En que países se ha exhibido, hasta el momento, ‘Lo que de Verdad Importa’?

Por ahora vamos España, México y todo Centroamérica. Ahora viene Colombia, Brasil, Chile, Perú, Italia, Francia, Irlanda, Hungría, Estados Unidos y uno que otro que se me pasa en este momento (risas). Eso sí, 100% benéfica para todos los niños de ese país.

Paco Arango, guionista, director y productor de ‘Lo que de Verdad Importa’

Al momento de incluir a Colombia en esta iniciativa, ¿por qué escogió estas tres fundaciones en específico? ¿Las conocía de antemano?

Bueno, visito los lugares e indago quién está haciendo los procesos muy bien. Hay muchas fundaciones acá en Colombia…hay cientos que son increíbles; pero, la Fundación Sanar, por ejemplo, era la más cercana al trabajo que realizo con mi Fundación; Ellen Riegner de Casas, alberga niños con cáncer y eso es muy importante porque muchas veces tiene escasos recursos y deben viajan para sus tratamientos; y Pies Descalzos, es maravilloso.

Tengo la suerte de conocer a Shakira y conozco su fundación muy bien, porque no solo llevan educación a los rincones más remotos de Colombia, sino que estos colegios se convierten en refugios para los niños.

Regresando a la película, llama la atención del personaje de Abigail, la de niña de 14 años. ¿Cómo fue la elección del casting para este papel?

Abigail fue muy difícil porque una niña de 14 años que tiene cáncer, suele tener 25, mental y emocionalmente hablando, y encontrar una actriz que entendiera este aspecto era difícil. Estuve a punto de rechazar a esta actriz (Kaitlyn Bernard) porque era demasiado dulce. Le dije “ven mañana y piensa esto: una niña con cáncer puede ser muy dulce, pero te puede robar el banco, si quisiera”. Al siguiente día llegó viendo el otro lado de la moneda y conectó con Abigail, quien da mucha vida.

Abigail es un personaje especial dentro de la historia de la película; pero también fuera de ella…

Sí, el nombre viene por una niña con cáncer que falleció en Canadá y que se llamaba Abigail. Le pedí permiso a la mamá para bautizar al personaje, como homenaje. En el hospital donde la verdadera Abigail fue tratada, doné un dinero muy importante que contribuirá a la parte de Psicología, como una ayuda específica para niños con cáncer.

El impacto ha sido tal que, luego de terminar las grabaciones, Kaitlyn [Bernard] creó su propia fundación, que se llama Just Breathe, como el poema que lee en la película, y que escribió la verdadera Abigail. También ha colaborado con la Sociedad Canadiense de Cáncer para ayudar a los niños que viven con enfermedades graves a ser sólo niños y le han dado un premio por sus contribuciones con tan solo 15 años.

Finalmente, ¿qué lección le dejó ‘Lo que en Verdad Importa’?

La lección es que la vida es un regalo y que todos tenemos la responsabilidad de dejar el mundo un poco mejor. Esta película te baja las cortinas de tu corazón, de tu muro, y te permite soñar con que puedes hacer algo, y que debes hacer algo sin que sea, necesariamente, una gran hazaña.

También puedes leer:

‘El Libro de Lila’, cine de animación desde Cali

¡Se acerca SOFA 2017!

Conoce el cartel del Festival Estéreo Picnic 2018

130 views