Recordando a Robin Williams

Un pequeño homenaje a este gran genio.

Por: Tata Rodríguez

“Sólo te toca una pequeña chispa de locura. No la debes perder.” – Robin Williams

A lo largo de sus 42 años de carrera, Robin Williams no desperdició esa chispa de locura; la maximizó y encontró la manera de compartirla con nosotros. Era tan fuerte que en muchas ocasiones logró hacernos reír, y en otras tantas, descubrió cómo hacernos llorar.

Su versatilidad era única. Él tenía esa magia. Y mientras seguimos procesando la idea de que él se ha marchado, es inevitable no pensar que de una u otra manera estuvo en nuestras vidas. Tal vez por eso duele tanto su partida, más allá de la manera en que se despidió.

El fue Mrs. Doubtfire. Fue Peter Pan. Fue Wizard. Fue Theodore Roosevelt. Fue Alan Parrish. Fue el Genio. Fue Mork. Fue Popeye. Fue el hombre bicentenario.

A través de su arte, nos enseñó a aprovechar el día, a ser libres, a soñar y comprendimos que la risa era el mejor remedio.

Sin embargo, este fanático del rugby y del ciclismo, era más que un comediante que se distinguía, entre otras cosas, por su estilo de improvisación. También nos dejó ver su lado sensible como actor dramático. Fue nominado a cuatro premios Oscar por esta faceta: ‘Good Morning Vietnam’ (1987), ‘Dead Poets Society’ (1990), ‘The King Fisher’ (1991) y ‘Good Will Hunting’ (1997), película con la que finalmente ganó la estatuilla dorada.

Nos emocionábamos cuando su nombre estaba en alguna cinta, sin importar su papel, el género, o si era la primera vez que la veíamos o la decimocuarta. Sabíamos lo que significaría.

Este fanático de Zelda, Akira, y Evangelion; seguidor de series como ‘Star Trek’ y ‘Doctor Who’, y de la narrativa de Tolkien (cuyos aficionados de todo el mundo lo querían ver interpretar a Tom Bombadil), era un talento ilimitado. Un ser inigualable.

Su chispa se ha extinguido, pero nos ha dejado un hermoso legado que perdurará gracias a su vivacidad, su inconfundible sentido del humor y sus profundas lecciones filosóficas.  

“Oh, Capitán, mi capitán…”

122 views

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *