Reseña: ‘X-Men: Days of Future Past’

Los mutantes han regresado a la pantalla grande, con éxito, en la película más ambiciosa de toda la franquicia.

Por: Angela “Tata” Rodríguez

Tres años fue el tiempo que tuvieron tuvimos que esperar los seguidores de la saga, por un nuevo capítulo en la fascinante vida de estos superhéroes; y a pesar que un comienzo iba a estar en las muy buenas manos de Matthew Vaughn, luego el proyecto regresó a Bryan Singer, director de las dos primeras cintas de X-Men, lo cual fue un gran aliciente para muchos.

No me malinterpreten! Vaughn realizó un excelente trabajo al dirigir ‘X-Men: First Class’, prueba de ello es que gran parte del elenco de la película regresó para su secuela; sin embargo, Singer era la persona adecuada para unificar los universos mutantes (incluyendo sus incoherencias cinematográficas) que hemos visto en los últimos 14 años … y en verdad, lo hizo.

Basada en el comic de 1981, escrito por Chris Claremont y John Byrne, ‘X-Men: Days of Future Past’ se centra en dos periodos de tiempo: Un distópico y cuasi apocalíptico 2023, donde los Centinelas cazan a los mutantes, mientras que éstos, en su intento de supervivencia, luchan por recuperar un mundo que ya no existe; y un muy americano 1973 en el cual los mutantes surgen ante la humanidad como una nueva especie, considerada amenaza.

Precisamente, para salvar el futuro de todos, los X-Men del futuro, encabezados por supuesto por Professor X (Patrick Stewart) y Magneto (Ian McKellen), deciden enviar a Wolverine (Hugh Jackman) al pasado para evitar que Mystique (Jennifer Lawrence) asesine a Bolivar Trask (Peter Dinklage), creador del Programa Centinela.

Sin embargo, para cumplir la misión deberá buscar a unos jóvenes Charles Xavier (James McAvoy) y Magneto/Erik Lensherr (Michael Fassbender) quienes deberán unir fuerzas para evitar este determinante suceso.

En medio de esta línea central aparecen otros mutantes, tanto en el futuro como en el pasado. Algunos de ellos son viejos conocidos de la saga como Storm (Halley Berry), Kitty Pryde (Ellen Page), Iceman (Shawn Ashmore) y Beast (Nicholas Hoult) y otros nuevos rostros, como Sunspot, Bishop, Blink y Colosus.

A pesar que ‘X-Men: Days of Future Past’ cuenta con un gran y extenso reparto, las actuaciones de la mayoría de ellos son reducidas a simples cameos o breves apariciones, aunque fundamentales en la continuidad de la historia. La atención se centra en cuatro personajes del pasado: una Mystique, quien deja a un lado el noble ser que vimos en ‘X-Men: First Class’; un Wolverine mediador; un Charles Xavier, emocionalmente destruido y un Magneto con propios intereses.

Sin embargo, una de las grandes sorpresas de esta cinta es la presencia de Quicksilver; personaje que, en su momento fue cuestionado por muchos, ya que también formará parte de ‘The Avengers: Age of Ultron’; y que fue criticado al conocerse que Evan Peters (American Horror Story) sería el actor quien encarnaría al joven Pietro Peter Maximoff.

Su aparición dentro de la historia también es breve (lástima), pero para sorpresa de todos Quicksilver roba gran protagonismo en todas sus escenas; no sólo por su habilidad de velocidad supersónica y su ingenioso y carismático sentido del humor, también al entregar una de las mejores secuencias de toda la película (que irónicamente, es ambientada con la canción ‘Time in a Bottle’ de Jim Croce), a tal punto que opaca la actuación de sus compañeros de rodaje.

Sin duda, ‘X-Men: Days of Future Past’ es una película para fieles seguidores de la saga. Quienes hasta ahora se conectan al mundo de los mutantes, a través de esta cinta, podrán sentirse perdidos y posiblemente, no entenderán muchas de las referencias y uno que otro chiste interno.

No obstante, al final la película deja abierta mil posibilidades y preguntas, ya que al reescribir unpasado éste puede ser tan misterioso como el mismo futuro (gracias, Professor!). Un buen método para cambiar hechos que sucedieron en el Universo de X-Men, cronológicamente  hablando, y borrar otros … como ‘X-Men: The Last Stand’ (screw you, Ratner!)

‘X-Men: Days of Future Past’ tiene el sello Bryan Singer escrito desde la cabeza a los pies. No sólo lleva el trabajo creado por Matthew Vaughn en 2011 a un siguiente nivel; nos entrega una película de drama/acción con gran química actoral, buenos efectos especiales y tintes de humor, utilizando una narración emocional bien lograda donde el heroísmo, la confianza y la traición nos mantienen en suspenso hasta el final, incluyendo la escena post créditos que enlaza con lo que veremos en ‘X-Men: Apocalypse’, en mayo de 2016.

365 views

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *