Daredevil: Los inicios del ‘Hombre Sin Miedo’

Bienvenidos a Hell’s Kitchen, Nueva York…. y Gordon Ramsey no tiene nada que ver en esto. (SPOILERS!)

Por: María F. Murcia

Todos recordamos a Ben Affleck y a Jennifer Garner en esa película de 2003 en la que vimos por primera vez al justiciero de Hell’s Kitchen, armado con nada más que sus puños y su bastón blanco. Claro, y el inolvidable traje rojo con máscara y cuernitos.

Ese es el referente común y fresco que teníamos en lo que a Matt Murdock respecta; y con esta imagen en mente, me lancé a ver la serie de Netflix, protagonizada por Charlie Cox, a quien recordamos afectuosamente por su papel de Tristan en la adaptación de ‘Stardust’ para el cine.

¿Cómo puedo empezar a describir a este Matt Murdock?

La apuesta que Marvel está haciendo a su universo cinematográfico, ha comenzado a incluir de a poquitos producciones para televisión. Por ejemplo, ya hemos visto que mucho de lo que ha pasado en ‘Agents of S.H.I.E.L.D.’ dio pie para los sucesos de ‘Avengers: Age of Ultron’, interconectando más los espacios audiovisuales en los cuales el estudio trabaja.

‘Daredevil’ es diferente.

Tiene 13 episodios en su primera temporada, y es un producto del trabajo entre Netflix y Marvel. Pero a pesar de no tener los mismos medios de producción que las películas del MCU o sus series (‘Agent Carter’, ‘S.H.I.E.L.D.’), la forma en cómo nos es presentado este superhéroe es refrescante, y nos acerca más al desarrollo de su historia que, además, no es una fórmula condensada: si vemos cómo Matt de pequeño le ayudaba a su padre (luego de sus peleas en el ring) y cómo queda ciego; la serie no se queda aquí, y no nos arroja de inmediato a un universo en el que Daredevil ya se encuentra ataviado con su traje rojo y sabe quién es su persona.

Alrededor de Murdock se tejen relaciones que demuestran lo que en esencia es: un hombre que solamente quiere que en su entorno se hagan las cosas bien. Es un abogado, uno de los mejores de su promoción en la universidad, y junto a su amigo Foggy Nelson abren su propio buffet de abogados, a pesar de no contar con gran cantidad de recursos.

Matt ya lleva un tiempo haciendo su labor justiciera en las noches sin que su amigo sepa mayor cosa. Ésta es otra fortaleza del programa: los personajes secundarios no son de adorno. En cada episodio podemos conocer más las historias de Karen y Foggy. Rosario Dawson, quien interpreta a una enfermera (Claire Temple), no se queda sólo en esa profesión o en ser un posible interés romántico de Matt Murdock.

Los personajes no son unidimensionales, y es algo que da gusto ver. No están ahí de adorno, le dan vida a la trama y, por supuesto, a la de Murdock, otorgándole ese toque humano que en ocasiones vemos perdido en las producciones de Marvel al centrarse en la parte heroica, en su súper persona. Y esto también se puede aplicar al villano residente, quien es interpretado por Vincent D’Onofrio (Men In Black, Jurassic World): lo vemos en sus arranques de furia y violencia, pero también es vulnerable y humano, lejos de ser una figura intocable e invencible.

Todo esto se integra a un producto audiovisual creado de la manera más atenta y dedicada posible. La iluminación y los colores de la imagen remiten mucho a la idea del cómic impreso. Lo mismo sucede con los encuadres y varias de las secuencias de pelea que podrían estar pensadas para ser recreadas, cuadro a cuadro, en una de las tiras cómicas del justiciero de Hell’s Kitchen.

Otro elemento novedoso es la comprensión del entorno en el que vive Matt Murdock. Nueva York es una ciudad que recibe a personas de diferentes lugares del mundo, y eso lo vemos con el manejo del español que aparece de la forma más natural posible al momento de atender un caso particular como abogado de una ancianita latina. Ayuda bastante que Charlie Cox hable muy bien el español.

Es probable que me quede corta de palabras para tratar de describir la totalidad de la primera temporada de la serie. Netflix y Marvel ya anunciaron que la segunda llegará en 2016, y desde ya se sabe la entrada de un nuevo personaje que hace parte del universo de Hell’s Kitchen: The Punisher o Frank Castle, quien será interpretado por Jon Bernthal (The Walking Dead).

Por otro lado, se rumora que el mismísimo Jason Statham podría interpretar a Bullseye. Solo nos resta cruzar dedos y esperar.

No es claro si ‘Daredevil’ podría tener una participación mucho más contundente dentro del MCU, pero la idea está lejos de incomodar. Sería una gran adición a ese mundo de superhéroes que muchas veces es tan distante de la cotidianidad de esta ciudad, de la que sin duda Matt Murdock es parte inseparable.

241 views

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *